viernes, 11 de marzo de 2016

Cuarenta pistolas


Muchas escenas bonitas tiene "Cuarenta pistolas" (Samuel Fuller-1957). Bueno, toda ella es bonita en imagen y música de Harry Sukman, pero empezemos por la escena final. Jidge Carroll cantando inoportunamente "High Ridin' Woman" dedicada al personaje de Barbara Stanwyck y en medio de la canción, el diálogo de despedida entre Barry Sullivan y su hermano pequeño en la peli: "...no soy un gran hombre. Hay que serlo para perdonar"....ay, las segundas oportunidades.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...